aire acondicionado estadísticas; aire acondicionado en España; uso del aire acondicionado en España

Estamos viviendo un verano marcado por las altas temperaturas, que convierten en todo un reto actividades cotidianas que hace bien poco hacíamos sin dificultad: dormir, realizar las tareas domésticas, hacer ejercicio en casa, cocinar… Si cuentas con un aparato de aire acondicionado en tu vivienda, seguramente estás teniendo menos problemas que la mayoría.

Y es que aunque todos sabemos que los sistemas de refrigeración te garantizan una mayor comodidad cuando aprieta el calor intenso, estos aún no están presentes en la mayor parte de las viviendas. Así se refleja en la Encuesta de Hogares y Medio Ambiente realizada por el INE en 2008, donde se concluye que solo el 35,5% de las casas disponen de aire acondicionado en España.

En el sur se apuesta más por los hogares frescos

De igual modo que existen diferencias entre el clima de la zona norte y la sur de nuestro país, también se reparte de forma distinta la mayor o menor concentración de aparatos de aire acondicionado. Con unos niveles del mercurio más difíciles de soportar según se va bajando en el mapa de España, de la misma manera crece la demanda de sistemas domésticos de refrigeración.

Por tanto, a nadie le puede resultar extraño que por Comunidades Autónomas sea la Región de Murcia la más ‘refrescada’, con un porcentaje de 63,9% de domicilios con al menos un aparato de aire acondicionado. El podio está completado por otras dos autonomías de relevante fama como calurosas: Extremadura, con un 58% de viviendas dotadas de aire acondicionado, y Andalucía, que alcanza el 57,4%.

De veranos cálidos también se sabe de sobra en la capital. La Comunidad de Madrid cuenta con un 43,5% de casas con aparatos instalados, y es la sexta autonomía en este ránking. Desde Aircal, somos conocedores de esta importante demanda de aire acondicionado: en nuestros 25 años de trayectoria profesional, hemos formado una cartera de clientes satisfechos formada por 10.000 particulares y 900 empresas.

Sobre el tamaño del municipio de residencia, cabe destacar que la disponibilidad de sistemas de aire acondicionado en España disminuye notablemente en ayuntamientos con menos de 10.000 habitantes.

Buscamos el ahorro energético

No es lo mismo una casa fresca que una habitación fresca. Existe una amplísima mayoría de viviendas con aire acondicionado en España que apuestan por refrigerar su hogar con aparatos instalados en una o en pocas de sus habitaciones. Este se corresponde con un porcentaje que asciende al 76,8%, índice muy superior al 10,4% de casas que han ubicado un dispositivo en cada una de sus estancias y el 12,9% que refrigera la mayoría de sus habitaciones con varios aparatos.

También se ve una apuesta por el ahorro energético y económico en los hábitos de uso del aire acondicionado en España. Un buen ejemplo de ellos es su empleo durante la noche, ya que un 94,5% del total de hogares que cuentan con este sistema dejan apagado el servicio por las noches. Sobre la temperatura media a la que funciona el aire acondicionado, esta asciende a los 22,3 grados centígrados, un nivel que no supone un consumo energético exagerado. No obstante, hay que tener en cuenta que el actual mes de julio es el segundo del año -solo superado por enero- en el que se registran mayores índices de producción industrial y suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.

Fórmulas clásicas para el aislamiento térmico

El ahorro de energía y el refuerzo de la función del aire acondicionado se consiguen aplicando medidas de aislamiento térmico, en sus distintas formas y usos, atendiendo a aspectos como el tipo de vivienda o el presupuesto de su propietario.

Sin lugar a dudas, la estrategia más empleada consiste en la instalación de persianas o contraventanas, con un 94% de presencia en los hogares españoles. Este porcentaje es muy superior al 39,3% de casas que disponen de doble cristal en sus ventanas o el 23% que han optado por colocar toldos. Los dispositivos de rotura de puente térmico, empleados sobre todo como aislantes en ventanas de aluminio, alcanzan un índice minoritario de solo un 11,4% en nuestros domicilios. En resumen, las fórmulas más clásicas y económicas prevalecen como medio para evitar un recalentamiento de la casa y un gasto innecesario de aire acondicionado.

Además, se observa una mayor instalación de aislamientos térmicos en capitales de provincia y municipios de más de 100.000 habitantes, mientras que esta es menor en los ayuntamientos de 10.000 habitantes. Además, por el tamaño del hogar, a mayor número de residentes, mayor es el grado de aislamiento térmico utilizado.

Apostando por un riguroso control de calidad de sus productos y procesos, en Aircal también defendemos el cuidado del medio ambiente mediante el empleo de materiales recuperables y no contaminantes. Además, hemos logrado diversificar nuestra cartera de servicios para garantizar la instalación de aire acondicionado o de otros sistemas de climatización en entornos comerciales, domésticos o industriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *